Una pedanía de Sepúlveda acoge la construcción de un prototipo de vivienda bioclimática

acceso casaLa vivienda, construida con materiales biodegradables pretende ser autosuficiente energéticamente y sin emisiones contaminantes. La edificación es de  forma circular, ocupa una supeficie de 97m2,  cuenta en su interior con un huerto de 54m2 y sólo estará conectada a la red de abastecimiento de agua potable. La energía eléctrica y calorífica será proporcionada a través de placas solares, una instalación eólica y una caldera de biomasa.

Cristina Sancho / SEPÚLVEDA

Bajo la denominación de ‘Casa Impluvium’, Jorge Juan García y un amplio equipo de profesionales entre los que se encuentra el arquitecto Ricardo Higuera, comenzaron el pasado mes de mayo a hacer realidad un proyecto en el que ya llevaban trabajando mucho tiempo. Aunando las nuevas tecnologías y los conocimientos de nuestros mayores plantean la construcción de una vivienda bioclimática que ya toma forma en  Vellosillo, una pedanía de Sepúlveda. La Casa Impluvium’ utiliza el concepto de vida en contacto directo con la naturaleza y sus alimentos. La vivienda está pensada para dotar de un alto grado de autosuficiencia a sus habitantes, recogiendo y almacenando agua de lluvia, generando su propia energía a través de un sistema híbrido eólico-solar y posibilitando con su forma de cráter concéntrico el cultivo de hortalizas y frutales.

La idea plantea la construcción de un prototipo de vivienda de forma circular cuyos materiales principales son la madera, el adobe o el corcho entre otros. En el centro de la vivienda hay dispuesto un pequeño estanque circular basado en los antiguos impluviums romanos que servirá  para permitir la entrada de  luz y la recogida de agua de lluvia a través de una abertura en la parte superior del mismo  y también mediante unas tinajas enterradas en el exterior de  la vivienda y que también servirán para recoger el agua y aprovecharlo para regar la huerta.  La vivienda se compone de tres dormitorios, cocina, salón, despacho, aseo y sala de maquinaria, distribuidos en un interior diáfano, con la huerta interior orientada al sur.interior casa

La construcción que comenzó el pasado 13 de mayo está cumpliendo por el momento los plazos previstos y esperan que pueda estar terminada en el mes de agosto. Este proyecto servirá para seguir investigando y analizando sobre la sostenibilidad y la posibilidad de hacer de esta idea el tipo de vivienda del siglo XXI. Entre  los planes de futuro el equipo quiere construir varios prototipos más en diferentes lugares de España. Viviendas similares a esta ya se están imponiendo en Escandinavia o Alemania por ello creen que ésta es una industria que aún está por desarrollarse y que puede permitir conseguir una vivienda barata, autosuficiente y sin emisiones al medio ambiente reduciendo así la contaminación actual.

Durante los próximos dos años pretende consolidar la comunidad digital, mientras construimos y experimentamos con los prototipos basados en el proceso de I+D+i y la creación de una estrategia comercial, que permita extender el concepto y hacer rentable el proyecto. Además estudiarán cómo industrializar la vivienda, buscando socios industriales a los que aportaremos innovación y clientes. El producto que pretenden lanzar al mercado será una vivienda costumizable vía internet que se fabricará de forma industrial y podrá ser construirla en un período que rondará los cuatro meses desde que se reciba el pedido.

El proceso de construcción de la vivienda se puede seguir paso a paso a través de Internet, ya que se trata de un proyecto en red, a través de http://panytrillar.blogspot.com.es/

Jorge Juan García promotor de la ‘Casa Impuvium’ explica el proyecto

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR