Enrique Guilabert ” esperemos que el verano que viene no sea como éste”

Marta de Pablos / SEGOVIA

De verano catastrófico ha tildado el presidente del Colegio de Médicos de Segovia la asistencia sanitaria en el medio rural de nuestra provincia que se ha visto afectada por los recortes de profesionales. Para Enrique Guilabert una de las asignaturas pendientes del Hospital General de Segovia es la presencia de dos anestesistas en urgencias.

El presidente del Colegio Oficial de Médicos de Segovia, Enrique Guilabert, hace hecho balance del verano en los centros médicos de nuestra provincia, anotando que se ha reducido la calidad asistencial de las consultas. La reducción de personal ha ocasionado que haya habido profesionales que tuvieran que doblar su turno, se le ha ocasionado molestias al ciudadano al producirse cambio de horarios y días y no se le ha atendido de la manera correcta debido al volumen de pacientes que tenían que visitar los profesionales.

En cuanto a las listas de espera, señala que es obvio que han aumentado, debido al recorte de profesionales. Guilabert hace hincapié en que el médico de primaria no puede atender como es debido a los pacientes y al final lo deriva al especialista y repercute al aumento de estas.

Y una asignatura pendiente que tiene el Hospital General de Segovia es la contratación de dos anestesistas. La presencia de solo un profesional hace que cada vez se pongan menos epidurales en el complejo sanitario, ya que el anestesista de urgencias no puede atender las epidurales si hay otro tipo de premura.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR