La Cofradía de San Millán lleva a cabo mejoras en las carrozas de procesión

David Matarranz/SEGOVIA

La asamblea extraordinaria de la Cofradía de la Soledad al pie de la Cruz y el Cristo de la última palabra de San Millán aprobó la reforma de las carrozas en las que salen en procesión sus imágenes titulares, obra del escultor segoviano Aniceto Marinas. En la misma junta de cofrades se aprobó el nuevo protocolo de actuación en caso de inclemencias meteorológicas con el que se pretende evitar los conflictos como los sucedidos en la pasada Semana Santa.

La reforma de las carrozas consiste en cambiar el chasis de madera de la estructura por otro de material metálico, mucho más ligero. Se busca mejorar la estabilidad de las carrozas y evitar problemas en las tallas durante las procesiones de Semana Santa.

Los trabajos incorporarán amortiguación de ballesta en el caso del paso del Cristo de la Última Palabra. Para la carroza del paso de la Soledad al Pie de la Cruz se ha optado por amortiguación de ballesta e hidráulica que facilite la instalación de una rampa, similar a las de la grúa que remolcan los coches, así la imagen de la Virgen quedará colocada sobre la carroza en el interior de la propia iglesia y será un motor quien la coloque sobre la plataforma. Esta maniobra de instalación de la talla en la carroza era muy complicada y conllevaba grandes riesgos para la imagen titular.

carroza san millan 2

carroza san millan 1

Otro objetivo es salvar mediante la amortiguación el traqueteo que provoca el adoquín con el que está pavimentado gran parte del recorrido procesional de la cofradía de San Millán. De esta forma se pretende preservar la seguridad de la imagen de la Soledad en su colocación y en los cortejos procesionales. Estas mejoras estarán listas para la Semana Santa de 2014.

PROTOCOLO DE INCLEMENCIAS METEOROLÓGICAS

Por otro lado se aprobó el protocolo de actuación en el caso de que las inclemencias meteorológicas afecten a los actos programados por la cofradía. De esta forma se ha aprobado la creación de un órgano de decisión en el que estén implicadas todas las partes interesadas, como son la parroquia de San Millán y miembros de la junta directiva de la Cofradía, con el fin de consensuar una decisión a la hora de suspender o

aplazar las salidas en procesión de las imágenes titulares.

Entre las decisiones aprobadas en ese protocolo está la creación de un acto religioso en el interior del templo con las tallas y la intervención de la banda de tambores y cornetas de la cofradía, en el caso de suspenderse la salida en procesión.

Este protocolo surge tras la polémica originada la pasada Semana Santa, en la que la lluvia obligó a suspender la salida de las imágenes de Aniceto Marinas, lo que provocó el malestar y críticas por sectores de la cofradía, las cuales se pretende que no se vuelvan a reproducir en el futuro.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR