La rápida intervención de la policía impide un robo en el restaurante Bon Appetit

Marta de Pablos / SEGOVIA 

Entorno a las seis y diez de la mañana la policía recibía una llamada de la central de alarmas alertando de un posible robo en el restaurante Bon Appetit de la capital. Cuatro personas entraron en el local, dos de ellos fueron detenidos y otros dos se escaparon por el tejado. Se valora los daños ocasionados que por suerte no han sido muchos. 

Sin títuloLos ladrones no han dejado pasar ni un día del Año Nuevo para hacer de las suyas. En esta ocasión, le ha tocado al restaurante Bon Appetit, situado en la Calle Juan Bravo. Por suerte para su propietario, Miguel Antona, presidente de la Asociación de Jóvenes Empresario de Segovia,  la rápida respuesta de la policía impidió que lo ladrones dieran rienda suelta a su tarea.

Las cámaras de seguridad del establecimiento grabaron la entrada de cuatro personas en el local, grabaron como éstas desactivaban una de las alarmas, sin saber que había otra, que es la que dio el aviso a la policía. En la grabación se puede ver como los ladrones registran el restaurante, y también se ve como dos de ellos escapan por el tejado ante la llegada de los cuerpos de seguridad que dan el alto a los otros dos hurtadores.

Todavía se desconocen los daños provocados, pero en una primera valoración se apunta a que no serán muchos debido a la actuación de la policía.

.- AUDIO.Entrevista a Miguel Antona, propietario de Bon Appetit

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR