El tabaco, principal causa de muerte evitable a nivel mundial

Reyes santos/SEGOVIA

Estamos en el año de las enfermedades respiratorias crónicas, muchas de ellas, producidas por el tabaco. Desde el control de las políticas anti-tabaco se están evitando un número importante de muertes prematuras.

2014-01-09  tabaco.jpeg modificadaAunque existen sustitutos al cigarrillo y otras alternativas menos dañinas, lo aconsejable es dejar de fumar radicalmente. Es lo que ha afirmado el neumólogo del Hospital general de Segovia, Graciliano Estrada, para el que lo importante es ser conscientes de esta dependencia, para tomar la decisión de abandonar el hábito, estableciendo una fecha determinada, contando, si es preciso,  con la ayuda de los profesionales sanitarios implicados en la deshabituación tabáquica. Están comprobados los efectos nocivos del tabaco que, entre otras enfermedades, provoca alteraciones respiratorias crónicas potencialmente graves, así como patologías  cardiovasculares. El Doctor ha añadido, que para evitar estos problemas de salud, lo fundamental es dejar de fumar. Desde la implantación de normativas sobre el tabaquismo ha disminuido la incidencia de fumadores en España y por consiguiente, los indicadores de salud han mejorado. también las políticas anti-tabaco, ha agregado, están influyendo positivamente, lo que se traduce en que la legislación es buena tanto para fumadores como no fumadores, si bien,  existen algunos aspectos controvertidos difíciles de analizar. Por eso, es necesario un consenso entre todos los implicados, para que se vayan cumpliendo las normas vigentes. Asimismo, el doctor Estrada se ha referido a las alternativas sustitutivas del tabaco que existen en el mercado, como el cigarrillo electrónico, que se encuentra legalmente comercializado, o los spray anti-tabaco. Sobre ello, ha indicado, no hay ningún estudio con base científica de calidad que demuestren su eficacia para dejar el hábito. Tampoco hay evidencia, aparentemente científica, en la actualidad, de que sean perjudiciales. lo que sí es probable, es que las sustancias que puedan llevar son menos tóxicas que las del tabaco. De momento, se trata de un producto registrado que está en el mercado y cada uno es libre de utilizarlo. En cuanto a los que reducen el consumo de cigarrillos, el doctor reconoce que el riesgo desciende, aunque sigue perjudicando, de forma importante, a personas con patologías respiratorias o con una susceptibilidad genética.

En definitiva, lo ideal es  plantearse que en algún momento hay que dejar de fumar y poner una fecha en el calendario indicativa de nuestro firme propósito, en beneficio de la propia salud y de la de aquellos que nos rodean.

AUDIO.- Graciliano Estrada, neumólogo del Hospital General de Segovia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR