Detenido un hombre como presunto autor de 19 robos en viviendas

Miguel A. Fuentetaja / SEGOVIA 

La Policía Nacional ha detenido a un hombre, R.M., de 35 años de edad y nacionalidad marroquí, como presunto autor de 19 robos y hurtos en viviendas de distintas provincias.

El presunto ladrón fue detenido en la avenida de la Constitución tras recibir una llamada en la que se alertaba de un robo. En ese momento llevaba objetos que presuntamente acababa de sustraer. Tras las oportunas investigaciones, se pudo averiguar que el hombre ya había sido identificado por la Brigada Provincial de la Comisaría de Segovia, como presunto autor de otros delitos contra el patrimonio cometidos en viviendas de la ciudad desde verano de 2012. El detenido ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia.

2014-01-28 EFECTOS INTERVENIDOS

Efectos intervenidos / Guardia Civil

Han sido recuperadas  joyas, relojes, teléfonos móviles, ordenadores portátiles, tablet, etc., procedentes de robos de Segovia y en otras provincias españolas. También se averiguó que había cometido robos similares en diversos puntos de la geografía española, sobre todo en la zona Sur de Madrid. En total se le imputan 19 delitos contra la propiedad. El detenido no tenía un domicilio fijo y tras cometer los robos se trasladaba a otra localidad.

El ‘modus operandi’ empleado por este hombre era similar en todas las localidades. En primer lugar, se establecía en un ‘domicilio seguro’ en el que residía y donde se podía ocultar. Seguidamente se procuraba información a través de anuncios que pudieran estar expuestos en establecimientos, sobre todo en locutorios, sobre personas que pudieran alquilar alguna habitación de su vivienda o de habitaciones en pisos compartidos. Una vez seleccionado uno de estos anuncios, se trasladaba a la vivienda y negociaba con el responsable el alquiler de una habitación. En este lugar residía unos días con el fin de conocer los hábitos del resto de los habitantes del domicilio y, tras obtener la información necesaria, elegía el momento en que el piso quedaba vacío para entrar mediante el empleo de la fuerza en todas las habitaciones de la vivienda. Se apoderaba entonces del dinero, joyas y objetos de valor que pudiera hallar y abandonaba la vivienda con sus pertenencias para no volver.

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR