A los enamorados también les pesa la crisis

Reyes Santos/SEGOVIA

En la celebración de San Valentín, a pesar de todo, siempre hay una sortija, unos pendientes o cualquier artículo de joyería, además de los bombones o las tradicionales flores.

2014-02-07 17.50.54 foto zusan.jpg modificadaDesde Zusan, una joyería de Segovia, su dueño, Raúl Sánchez, aclara que lo que se tiende, por parte del enamorado, es completar el regalo que se hizo en Navidad. Por ejemplo, explica que si  compraron un par de pendientes, vuelven después a por el anillo o la pulsera. Añade, que los clientes en Segovia siguen siendo fieles, aunque se decantan, en estos tiempos, por artículos más económicos y en este sentido cobra más protagonismo la plata que el oro. Reconoce que acuden más ellos que ellas, a la hora de comprar para este día, siendo los más jóvenes los que continúan con la tradición, pero existe público de todas las edades.

En Zusan llevan muchos años y conocen los gustos del cliente, incluso guardan discreción cuando alguna vez, acuden a cambiar una inscripción grabada en una esclava o anillo, por ruptura o cambio de pareja, pero son casos raros. Lo que predomina es la ilusión del día y de esta fecha para la que  se ofrecen regalos que gusten y a  precios asequibles, contando con los pequeños descuentos en atención al cliente.

Para San Valentín, la joya es un presente que gusta siempre porque perdura en el tiempo. También,  entre otros detalles preferidos, destacan las flores, en especial las rosas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR