Continúan cortadas las carreteras de Hontanares de Eresma y Carbonero de Ahusín

Marta de Pablos / SEGOVIA

La crecida del río Eresma todavía se deja notar en la red provincial de carreteras. En estos momentos la SG-V-3122 en Hontanares de Eresma y la SG-3312 en Carbonero de Ahusín  continúan cortadas al tráfico. 

HONTANARES

Carretera de Hontanares de Eresma anegada por el agua.

Operarios del área de Acción Territorial de la Diputación Provincial, de la que dependen ambas vías, procedieron a su corte, en la jornada de ayer, ante la crecida del río Eresma, y controlan ambos itinerarios para evitar posibles percances.

Se trata de la SG-V-3122, entre los kilómetros 2,0 y 2,3, en Hontanares de Eresma, cuyos vecinos cuentan como camino alternativo con la carretera que se dirige a Valseca; y la SG-3312, kilómetro 6, en Carbonero de Ahusín, cuyos habitantes tienen la posibilidad de dirigirse hacia la autovía Segovia-Valladolid.

Otras dos vías dependientes de la Diputación fueron cortadas en la mañana del domingo, las dos afectadas por la crecida del río Cega. La primera fue la SG-V-2313, entre el kiómetro 15,0 y el kilómetro 15,2, en Pajares de Pedraza; y la SG-V-2312, en Arevalillo de Cega. No obstante, ambas carreteras quedaron abiertas al tráfico al final de la mañana del mismo domingo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR