Los aprovechamientos forestales adjudicados en 2013 permiten a la Comunidad de Villa y Tierra de Sepúlveda mantener el nivel de servicios

Cristina Sancho / SEPÚLVEDA

Los recursos de los montes han permitido la creación de un puesto de trabajo, además de empleos indirectos en la comarca.

La Comunidad de Villa y Tierra de Sepúlveda ha adjudicado la mayor parte de sus aprovechamientos forestales en 2013, lo que ha permitido la creación de un nuevo puesto de trabajo en la propia Comunidad, para realizar los trabajos de trasformación de leña de roble, así como empleos indirectos en la comarca. Además los ingresos obtenidos han contribuido a mantener los servicios que se prestan a los municipios.

Alberto Cerezal, ingeniero de montes de la Comunidad de Villa y Tierra de Sepúlveda, se mostraba satisfecho por mantener el número de aprovechamientos respecto a años anteriores. El precio de combustibles como el petróleo han contribuido a que los ciudadanos busquen otras fuentes de energía renovables más baratas para calentar sus viviendas. Además con la crisis son más las personas que buscan nuevas vías de empleo y por ello los aprovechamientos tradicionales forestales y sostenibles son cada vez más demandados.

En la actualidad la Comunidad de Villa y Tierra es propietaria de 5.000 hectáreas del Monte de Utilidad Pública Nº 79 y algo más de 2.000, en Lastras de Cuéllar, el Monte de Utilidad Pública 180, compartido con la Comunidad de Villa y Tierra de Cuéllar. A esto hay que sumar, entre otras, distintas fincas patrimoniales y agrícolas. Entre los aprovechamientos que más ingresos reportan destacan la resina con más de 44.000 pinos en resinación, entre 2.000 y 4.000 toneladas de pino silvestre, unas 2.200 toneladas en aprovechamiento de leñas comerciales de roble, así como unas 600 toneladas de venta de roble a particulares que está teniendo una muy buena aceptación entre los consumidores. La entidad también cuenta con aprovechamientos de pastos con 390 vacas, 75 caballos y un rebaño de ovejas, aprovechamientos micológicos a través del proyecto MYAS, 445 colmenas y aprovechamientos cinegéticos con 6 cotos de caza, 9 monterías de jabalí, caza menor y arrendamientos de fincas rústicas.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies