ONG ambientales denuncian el oscurantismo de la Junta en la campaña de veneno contra los topillos

Marta de Pablos / SEGOVIA 

Ante la falta de transparencia de la Consejería de Agricultura respecto al reparto de veneno, las ONG están estudiando medidas legales y recorrerán las zonas tratadas con veneno para hacer un seguimiento de la aplicación y de sus efectos sobre el medio. 

Las ONG ambientales ACENVA, ASCEL, ANP, Ecologistas en Acción, GREFA, SEO / BirdLife, SECEM y WWF España consideran que el uso de veneno para acabar con la plaga de topillos responde más a criterios de rentabilidad política y electoral que a criterios técnicos. Ya que según los datos recopilados por estas ONG desde el mes de diciembre se redujo la población de este roedor y no se conocen invasiones preocupantes en campos de cereal de Castilla y León. Por lo que no se entiende la actuación de la Junta.

Denuncian que la Junta no ha aportado ningún dato de los solicitados por las ONG sobre los informes de evolución de los resultados de los censos oficiales de topillos desde diciembre a febrero y las metodologías de censo empleadas.

Así como, que no haya publicado las resoluciones en la que se ha autorizado el reparto y las condiciones de utilización del veneno, ni las zonas donde se va a autorizar el uso de acuerdo a los seguimientos y censos de topillos.

Las ONG se están organizando para hacer un seguimiento de las zonas donde ya se sabe que se están haciendo tratamiento y conocer los efectos del veneno.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR