UPyD denuncia la lentitud del proceso que investiga el expolio de Caja Segovia

María Yagüe Solís / SEGOVIA

UPyD  asegura que es muy llamativo que los procedimientos de Caja Segovia y Caja Madrid, instados por este partido, sigan en sus primeras fases mientras que otros similares ya han terminado.

upyd.png modificadoAnte las últimas noticias publicadas sobre la condena de los directivos de Caixa Penedès, UPyD pide a la opinión pública que reflexione sobre algunas consideraciones.

En primer lugar sobre los distintos ritmos que llevan los procedimientos que investigan el expolio de las cajas de ahorros. Mientras el proceso del caso de Caixa Penedès ha terminado, el de Caja Segovia, después de casi tres años desde el inicio de las actuaciones sigue en la primera fase de la instrucción. En peor situación se encuentra el procedimiento también instado por UPyD sobre Caja Madrid.

Según la formación magenta el caso de Caixa Penedès y el caso Caja Segovia presentan muchas similitudes, y por ello asegura que se podrán contemplar dos escenarios posibles.

Por un lado, podrá ser que en el procedimiento se comprobara que los directivos actuaron a espaldas del Consejo de Administración. En este caso, Escribano y el resto de directivos podrían tener, como en Caixa Penedès, pena de cárcel y la devolución del dinero. Los consejeros deberían asumir su responsabilidad política por no haber controlado nada.

Otra posibilidad sería que se comprobara que las retribuciones reconocidas a los directivos se amparan en la aprobación del Consejo de Administración. En este supuesto, los consejeros no sólo responderían políticamente por el monumental escándalo sino también económicamente por la vía civil e incluso penalmente por haber permitido un auténtico latrocinio semejante al de Caixa Penedès.

Los de la formación magenta denuncian que la lentitud en el procedimiento puede determinar que Fernando Tapias compatibilice actualmente su actividad docente con una correduría de seguros de su propiedad para intentar hacerse con el negocio de unas 33 000 pólizas que gestionaba la oficina de la que fue director. Puede ser, dicen los de UPyD, que no sea casual el despido de dos empleados de gran experiencia y más de 20 años de antigüedad y su sustitución por la esposa del Sr. Tapias que actúa como agente exclusivo de seguros en esa oficina.

UPyD dice que posiblemente todo esto sea legal pero que resulta muy poco ético que el poco negocio que aún se mantiene de la Caja sea acaparado por quien ha contribuido a su desaparición.

Este partido explica todo esto desde la sensación de impunidad que aún mantienen los implicados en el procedimiento.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR