Mil ovejas frente al Acueducto para reivindicar una fiesta que se pierde con el tiempo

María Yagüe Solís / SEGOVIA

Segolechal ha celebrado la II Fiesta de la Trashumancia con una gran caldereta popular para ochocientas personas y ha entregado el Cencerro de Oro a Ferdando Ortiz, miembro del Nuevo Méster de Juglaría

IMG_0414

La II Feria de la Trashumancia organizada desde Segolechal

La Trashumancia vuelve a celebrarse en forma de fiesta por segundo año consecutivo a los pies del Acueducto, escenario donde se han reunido unas mil ovejas de dos rebaños distintos.

Se trata de una Fiesta que se pierde con el paso del tiempo al igual que una profesión sacrificada que en la actualidad  sufre las consecuencias de la crisis del sector ovino

De hecho, en los últimos años se han perdido muchas ganaderías en nuestra provincia.

Así, desde Segolechal reivindican este producto segoviano como un producto de altísima calidad y que no es tan caro como en un principio se cree.

Pero además, por un precio de 3,50 euros los asistentes pueden disfrutar de un plato de caldereta, pan y vino. La organización ha previsto unas 800 raciones con 400 kilos de carne.

Este año el Cencerro de Oro es para Fernando Ortiz, componente del grupo musical Nuevo Méster de Juglaría, que a continuación deleitará con algunas de sus mejores canciones

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR