El voto de calidad de la Alcaldesa saca adelante las nuevas ordenanzas fiscales

María Yagüe Solís / SEGOVIA

Según el concejal de Economía y Hacienda la presión fiscal sube alrededor de un 2,5 %.

IMG-20141001-WA0003

El principal tema sobre el que ha girado el Pleno Ordinario del Ayuntamiento de Segovia, correspondiente al mes de septiembre, y que se ha celebrado este miércoles, 1 de octubre, ha sido la aprobación de las modificaciones de las Ordenanzas Fiscales y el “voto particular” presentado por el Grupo Municipal Popular.

Recordar que dicho “voto particular”  contenía una serie de medidas que, según los populares supondrían una subida menor y una rebaja de la recaudación fiscal en comparación con la propuesta socialista.

Por su parte, los socialistas defienden su proyecto en la necesidad de mantener unos servicios de calidad a la ciudadanía y acusan a los populares de electoralismo y de pretender unos servicios públicos  deficientes para favorecer a la iniciativa privada.

Según el concejal de Economía y Hacienda, Alfonso Reguera, la presión fiscal propuesta desde su partido, supone una subida mínima de un 2,5 %, asumible perfectamente por la ciudadanía. Asegura que el único impuesto que sube algo más es el IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles) que se queda en algo más de un 5 %.

El voto particular ha sido rechazado con los votos en contra de los socialistas y de Izquierda Unida.

Sin embargo, las modificaciones de las Ordenanzas Fiscales se han aprobado en segunda vuelta. Los populares han votado en contra y el portavoz de Izquierda Unida, Luis Peñalosa, se ha abstenido. Por ello, ha sido necesario que la Alcaldesa, Clara Luquero ejerciera su voto de calidad para sacar adelante las modificaciones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR