Las algas en el Pontón Alto empeoran la calidad del agua

Miguel A. Fuentetaja / SEGOVIA 

El Ayuntamiento de Segovia ha detectado un empeoramiento en las características organolépticas del agua procedente del embalse del Pontón Alto. El olor a moho y el sabor desagradable están provocados por la proliferación de algas. Desde el Ayuntamiento se ha puntualizado que el agua distribuido es apta para el consumo humano. 

En la actualidad, todo el agua tratado en la planta potabilizadora de Segovia, procede de los acuíferos de Madrona y posee unas características excelentes. En los últimos días, el Ayuntamiento ha tenido que tomar medidas ante el empeoramiento de las características del agua procedente del Pantano del Pontón Alto. Este problema no afecta a toda la ciudad puestos que los barrios de la zona alta se abastecen siempre del Pantano de Revenga.

El empeoramiento de las características del agua se ha traducido en un ligero olor a moho, así como un cierto sabor desagradable. El año pasado ya ocurrió una situación similar como consecuencia de la proliferación de algas en el agua embalsada en el Pontón Alto. Teniendo en cuentra la experiencia del año pasado se ha decidido poner en marcha las bombas de los Acuíferos de Madrona. A partir de ahora se irá notando paulatinamente la correspondiente mejoría en el olor y sabor del agua.

En cualquier caso, desde el Ayuntamiento, se insiste en que el agua de que se distribuye en la ciudad es apta para el consumo humano según se desprende de los controles diarios contrastados por la Agencia de Protección de la Salud y Seguridad Alimentaria de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR